BALONCESTO

Los niños necesitan moverse, correr, saltar, brincar, ir de un lado a otro. Ellos son pura energía y, el baloncesto les permitirá canalizar toda esa vitalidad de un modo positivo. Como deporte completo que es, les va a permitir desarrollar múltiples habilidades físicas (estimula el crecimiento, mejora la coordinación, activa los reflejos), cognitivas (aumenta la atención y concentración, fomenta la rapidez en la toma de decisiones), y emocionales y sociales (fomenta la autonomía, desarrolla el autocontrol, fomenta la convivencia, favorece estilos de vida sanos, enseña valores como la cooperación, el compañerismo o el trabajo en equipo)